Vacío sin aceite para el kilo-laboratorio

En los así llamados kilo-laboratorios se producen sustancias en cantidades entre algunos cientos gramos hasta varios kilogramos, que se necesitan para el desarrollo de productos farmacéuticos, para las investigaciones de seguridad y para los primeros ensayos clínicos de nuevos medicamentos. Con su excelente resistencia química, las bombas de vacío de membrana químicas de gran alcance son adecuadas para aplicaciones en estas áreas. Estas bombas funcionan sin líquidos como agua o aceite y por ello causan bajos costes operativos. Los sistemas de velocidad variable de la bomba, que pueden ser integradas muy fácilmente vía PC o SPS en un control de proceso, oferecen ventajas especiales.

Requisitos del proceso

  • dependiendo de la sustancia se necesitan productos químicos diversos y parámetros de proceso diferentes
  • alta fiabilidad de los componentes del equipamiento para un uso continuo durante varios días
  • exigencias de vacío medianas hasta altas en términos del vacío final y de la capacidad de aspiración
  • uso frecuente de grandes cantidades de disolventes, que pueden formar mezclas explosivas con el aire
  • condiciones de proceso controladas y reproducibles

Exigencias de la bomba de vacío

  • muy buena resistencia a productos químicos
  • alta capacidad de aspiración en una amplia gama de presión
  • bajo vacío final incluso con gas ballast abierto
  • control de vacío preciso a través de la velocidad de la bomba y una integración fácil en el control del proceso
  • conformidad ATEX para aplicaciones en áreas con peligro de explosión y para la aspiración de vapores de disolventes inflamables

This website uses cookies. By using this website, you agree to the use of cookies as outlined in our privacy statement. Learn more

OK